reseñas flamenco »

Niña Pastori y los Jóvenes Talentos Navarros en Flamenco on Fire

Intensa jornada en el Baluarte de Pamplona, gran oportunidad para la cantera flamenca de Navarra, junto a Piculabe y el maestro Juan Ramírez. Niña Pastori llenó y triunfó el escenario Sabicas en un gran concierto.
30 de agosto de 2014
Texto & fotos: Rafael Manjavacas

Especial Festival Flamenco On Fire - Toda la información

A estas alturas de festival, las actividades siguen girando en torno a Sabicas, Estela Zatania ofreció una conferencia sobre Carmen Amaya. José Jiménez ‘Selín’ impartió una clase magistral de flamenco, seguidas con gran interés por numeroso público. 

Los Jóvenes Talentos de Navarra reunió a una representación de artistas flamencos navarros que tuvieron la oportunidad de mostrar su propuesta flamenca en un gran escenario, ante un público entregado, mayoritariamente local que dieron calor y apoyo a los suyos. En la segunda parte, los bien conocidos, Enrique Piculabe, cantaor, y el maestro del baile, referencia para muchos bailaores de las generaciones actuales Juan Ramírez, completaron un excelente espectáculo flamenco. 

Juan Ramírez

Por la noche, máxima expectación, más de 1200 personas llenaban el escenario Sabicas del Baluarte para ver y estar cerca de María “Niña Pastori”, que a sus 36 años, no es ni mucho menos una niña, ha crecido mucho desde entonces, ha madurado lentamente, pero manteniendo el éxito de siempre, ella tiene la fórmula, ella la creó, cientos de artistas lo han intentado, imitado, copiado y han pasado al olvido. 

María, sigue siendo Niña Pastori, un repaso a los éxitos que han marcado su carrera, canciones bien digeribles, apoyada por grandes artistas, nada menos que Diego del Morao y Jesús Guerrero en las guitarras, Ané Carrasco y el mismo Chaboli en percusiones y dos buenas coristas que a base de repetir estribillos –lo justo-  amplifican la dulce y flamenca voz de María. Destacar también la aportación al concierto el baile del sevillano David Paniagua ‘Pani’, con mucha fuerza y poderoso taconeo, bailando por alegrías.

Niña Pastori

Con estos ingredientes, Maria demuestra, que el denostado flamenco pop o flamenquito, se puede hacer con gusto y dignidad, ella tiene el copyright. Así el público de Pamplona, y sus seguidores, que también han crecido con ella, se volcarón con la Pastori y viceversa, “no soy un privilegio de persona hablando” decía María, pero no paró de hablar, estaba dicharachera, más de 15 minutos, … .

Tan a gusto estaba que alargó el concierto otros 45 minutos, bises y más bises, a pie de escenario, más el fin de fiesta… y foto selfie final, con todo el auditorio al fondo. 

Niña Pastori

Vídeos: