reseñas flamenco »

Raúl Rodríguez - Psicodelia con lunares coloraos

Presentación de su disco "La raíz eléctrica" en el Café Berlín de Madrid. 23 noviembre 2017.
24 de noviembre de 2017
Texto: José Manuel Gómez GUFI
Fotos&Video: Rafael Manjavacas

 

No se equivoquen lo que hace Raúl Rodríguez con su banda no es flamenco, puede que tampoco sea rock & roll, lo que sabemos es que nos gusta a todos los que estuvimos allí y hablamos como si saliéramos de Woodstock, o del Camarón en París del 87, o de aquel de Paco “sólo quiero caminar”. “La raíz eléctrica” es un gran disco que esta provocando una gira pequeña y lo que puede y debe de ser un tsunami. Abrieron con “la lengua corta” Raúl con el tres flamenco, Mario Más con la guitarra eléctrica, una ensalada de estribillos como “soy arroyo y no me enturbio” que cantaba Joselero con Diego de Morón y que Raúl recuperó en Son de la Frontera. “Yo voy a la fuente y bebo” la entonó Morente que ya cantaba el Flecha de Cádiz y que parece ser una variante de una jota navarra. Y continúan las citas a la Familia Montoya, a Machado y Caballero Bonald, al blues, a la música afroandaluza, a una falseta de Juan Maya “Marote”. No se crean que el oyente anda con las pinzas de cirujano aislando lo que suena. A este concierto se viene a gozar, Raúl ha hecho la reflexión en el libro que acompaña el disco.

Por que, allí, en el Café Berlín, estábamos moviendo la cabeza como en la películas donde sale Hendrix bien entonao con sus camisas gitanas y los dedos empapaos de vudou. Segunda canción “El Viajero”, Raúl cambia al tres eléctrico, Mario Más agarra la guitarra flamenca. Llegan a Haití donde son acalambrados por algo más poderoso que la vida misma y que ni siquiera llegó a explicar la psicodelía y que apenas alcanzó a cantar Juan El Camas con aquel “Eeeextraterrestre vente aquí y ponte morao...”. La melodía salta de cuerda en cuerda sobre un enigmático paisaje rítmico donde las palmas de Paco Pavía y Jordi Fornells conducen a un compás amigo, un compás nuestro que es africano y caribeño de una rítmica que empuja y embriaga con Aleix Tobías en la batería, Pablo Martín Jones en la percusión y Guillem Aguilar al bajo. Y estamos ahí con la primera cerveza y ya parece que nos hemos caído al caldero de los ácidos en “Let the rythm lead” la tercera canción en la que ya no necesitamos escuchar el coro que puso Jackson Browne y se nos pone la sonrisa del cantautor californiano cuando dice:

-“Take it easy” y en lugar de sonar los “putos” Eagles pues nos ponemos a hablar de flamenco. 

Me explico: Browne es el coautor de “Take it easy” la canción más famosa de los Eagles que es el grupo que suena en la película “EL gran Lewoski” cuando el Nota con resaca le pide al taxista que quite a los “putos Eagles” de la radio. Anota: A El Nota le roban el coche y las cintas de casette de la Credence. Pero esa es otra historia.

El caso es que Jackson Browne es el amigo americano que lleva hablando bien de Raúl en los USA y que empujó para que el grupo Son de la Frontera tuviera presentaciones de lujo allí y Jackson se llevó a Raúl a Haití y Raúl se lo trajo de gira el año pasado y le puso a volar con esta banda. Conclusión lo que está haciendo Raúl con este grupo sólo la van a entender los de la revista Rolling Stone cosecha del 69 y el propio Jackson Browne que le dijo a Raúl: “tranqui tío. Sólo estoy intentando que la canción sea mejor y que suene en cualquier radio”.

Así que sí, que suena brutal, rock ibérico con denominación de origen... y estábamos en esas, en los cerros de la psicodelía y va Raúl y se suelta un monólogo sobre las canciones de amor en cuatro partes y no pasa nada. Al rato vuelven las canciones, la deliciosa “Como el Domingo”. “Yo vengo vendiendo candela” la grabó con los pies del bailaor Juan de Juan que hace interesantes viajes de ida y vuelta en el disco. La banda no echa de menos contar con esos tacones y Raúl reinventa el coro respuesta con el público y eso que el estribillo tiene tela:”Yo-voy-ven-dien-do-can-de-la”.

Para el primer bis interpretó en solitario “Un africano por la Gran Vía” de Radio Futura y recuperó una de su primer disco para desembocar en unas “vodoulerías” en las que se desató de nuevo el huracán y ahí volvimos a escuchar “patanegrismos” con psicodelías variadas y una patá por bulerías de Paco Pavía. No se lo pierdan.

 

 

Fotografías

 

Raúl Rodríguez

Raúl Rodríguez

Raúl Rodríguez

Raúl Rodríguez - La raíz eléctrica