reseñas flamenco »

Joaquín Grilo, Antonio Canales "Soniquetazo" - Festival de Jerez

XXI FESTIVAL DE JEREZ
Teatro Villamarta
Sábado, 25 de febrero, 2017. Jerez de la Frontera
26 de febrero de 2017
Texto: Estela Zatania
Fotos: Ana Palma

Especial XXI Festival de Jerez - Toda la información

 

GRILO Y CANALES, CANALES Y GRILO…Y EL FLAMENCO ESTÁ SERVIDO

Baile: Joaquín Grilo, con el cante de Carmen Grilo y Makarines, la guitarra de Juan Requena y la percusión de Ané Carrasco. Baile: Antonio Canales, con el cante de El Galli y Gabriel de la Tomasa, la guitarra de Paco Iglesias y la percusión de José Carrasco.  Dirección artística y coreográfica, idea original: Joaquín Grilo, Antonio Canales.

 

Joaquín Grilo & Antonio Canales - "Soniquetazo"

Galeria fotográfica Ana Palma

Hay obras que se sirven de elementos del flamenco para plasmar conceptos o contar historias, otra manera de exponer los temas eternos de la condición humana a través del arte.  Luego…hay Grilo y Canales.

La noche de sábado, 25 de febrero, en el Teatro Villamarta de Jerez, estos dos grandes del baile compartieron escenario y obra, sin hilo argumental ni conceptualidad más allá de la propia del flamenco en su estado más abstracto.  “Soniquetazo”.  El título alude a que este es un viaje por el compás, el soniquete, que tiene vida propia sin necesidad de rebuscamientos.  Más que bailes completos y definidos, son los compases de bulerías, tangos, soleá, alegrías o siguiriya que dan forma a la presentación.

En la nota de prensa, se indica que vamos a apreciar “las diferencias y semejanzas en Jerez y Sevilla”, una alusión a la procedencia de los principales: el jerezano Joaquín Grilo, y el trianero Antonio  Canales.  Pero no.  De eso nada. No fue baile sevillano ni jerezano. Fueron dos bailaores flamencamente preparados e inspirados, medio improvisando sendos estilos sorprendentemente afines, con una pasmosa facilidad para convocar a los duendes.  También dijo Grilo en la rueda de prensa que “será una noche memorable, una noche mágica”.  Allí sí, Joaquín, allí has acertado, o más bien con tu arte y sensibilidad te has ocupado de que así fuera.  Y Canales, el más veterano de los dos, todavía contándonos cosas importantes.  Ambos tienen un glosario particular de movimientos, y el suficiente dominio técnico para exponerlos.  No es un mano a mano, sino una colaboración perfecta.  Contemporaneidad sin estridencias, un hábitat flamenco sin fecha de caducidad.  Todo eso, además de buen cante y buena guitarra, y el público responde con entusiasmo que no es de compromiso.  

A las siete de la tarde, en el Palacio Villavicencio, asistimos al recital acústico de jóvenes representantes de dos familias jerezanas.  Manuel Moneo Carrasco recordó cantes y formas de la Plazuela con Fernando Carrasco, hijo de Fernando de la Morena, a la guitarra.  Después le tocó el turno a otro joven con historial familiar: Manuel Soto “Maloko”, nieto del gran Manuel Soto “Sordera”, que, entre otros cantes, fue notable en la bulería por soleá tan difundida por el abuelo.

Maloko - Festival de Jerez

Maloko - Galería fotográfica Ana Palma

Manuel Moneo Carrasco - Festival de JerezManuel Moneo Carrasco - Galeria fotográfica Ana Palma

A la medianoche, la Bodega González Byass se llenó hasta la bandera, con una multitud en la puerta buscando entradas.  Así mandan la persona y talento de Mayte Martín, que con su arte, apto para todos los públicos, cruza las barreras de los gustos inamovibles; dulzura con algo más.  Vino acompañada por las guitarras de Salvador Gutiérrez y Pau Figueres y la percusión de Chico Fargas.

 

Mayte Martin - Festival de Jerez

Galeria fotográfica Ana Palma