reseñas flamenco »

Dorantes con Joaquín Grilo & Pastora Galván Rocío Márquez / Miguel de Tena - Cante de las Minas 2012

Flamenco puro en el Cante de las Minas con Dorantes, Miguel de Tena y Rocío Márquez.
6 de agosto de 2012
Fotos: Rafael Manjavacas

Especial CANTE DE LAS MINAS 2012

El Festival Internacional del Cante de las Minas prosigue su travesía, anoche sobre las tablas a un ‘trío de ases’ protagonizado por el pianista sevillano Dorantes, que ha presentado “A piano abierto”, y por los cantaores Rocío Márquez y Miguel de Tena.

Dorantes y su piano flamenco han comenzado la noche de hoy con una mezcla de técnica, virtuosismo y jondura que han sobrecogido al público presente en la Catedral del Cante, en un espectáculo en el que ha estado acompañado por Javier Moreno en el contrabajo, el percusionista Nano Peña y por los bailaores Pastora Galván y Joaquín Grilo, que han taconeado y bailado como artistas invitados.

Durante su espectáculo “A piano abierto”, el sevillano ha dado rienda suelta a la imaginación y transmitido una complicidad creciente a través de temas como la guajira “Atardecer”, la soleá “Silencio de Patriarca”, la bulería “Sin Muros”, su extraordinario “Orobroy” y la bulería “Semblanzas de un río”, tema éste donde le han acompañado Pastora Galván y Joaquín Grilo.

Y es que el acertado repertorio de Dorantes le ha permitido, desde el principio, atraer al espectador, sumergiéndolo en un abanico sonoro de cuerdas, palmas, cajones y tacones enlazados a acordes de piano que han envuelto a la Catedral del Cante en crisol artístico, una verdadera fantasía flamenca.

Tras el aclamado pianista sevillano, la cuarta Gala Flamenca del Cante de las Minas 2012 ha proseguido con la actuación de la cantaora Rocío Márquez, ganadora de la Lámpara Minera 2008, quien ha regresado a La Unión con su primer trabajo discográfico bajo el brazo, “Claridad”, con el que ha deleitado al público gracias a una potente voz llena de dulzura y a una serie de cantes clásicos con un aura renovador.

La onubense, que ha estado acompañada por Manolo Herrera a la guitarra y por Tate Núñez y Diego Montoya a las palmas, ha interpretado toda una gama de registros, que han ido desde la taranta y la minera, hasta los tangos, con letra de “Niña de los Peines”, pasando por bulerías y seguiriyas, para finalizar su repertorio por cantiñas, para el disfrute del respetable, que no ha dudado en ovacionarla por esta soberbia actuación.

Finalmente ha sido el turno del cantaor Miguel de Tena, ganador de la Lámpara Minera 2006, quien ha conseguido emocionar a los espectadores con una voz que controla todos los registros. La suavidad de su voz y sus desgarradores registros han hecho que la Catedral del Cante vuelva a estremecerse seis años después con el arte de Miguel.

De Tena, que ha estado acompañado por Antonio Muñoz a la guitarra, ha hecho gala de un sobrio y jondo repertorio de cantes, por tarantas, tangos extremeños y granaínas, para terminar la velada por fandangos. Durante su actuación, en la que se le ha visto con una seguridad y el temple del cantaor que es, ha dejado constancia de lo mucho que le gusta volver a La Unión, y a este Festival, que le vio triunfar como ganador de la Lámpara Minera.

A la conclusión de la Gala Flamenca, y rodeado de autoridades, visitantes y aficionados, Dorantes ha descubierto la “Lámpara Dorantes” en la Avenida del Flamenco, un acto simbólico que ha llenado de emoción al pianista sevillano, pues ha afirmado que “es un sueño actuar en el Festival Internacional del Cante de las Minas, y el hecho de que graben tu nombre ahí, para siempre, me ha emocionado. No tengo palabras para expresarlo, me ha parecido muy bonito, creo que lo están haciendo muy bien”.

 

Vídeos: