reseñas flamenco »

XVIII Festival Flamenco Caja Madrid. Enrique de Melchor / Mayte Martin

Resumen: XVIII Festival Flamenco Caja Madrid. Enrique de Melchor / Mayte Martin
17 de febrero de 2010

XVIII FESTIVAL FLAMENCO CAJAMADRID 2010

Teatro Circo Price
16 de febrero de 2010 - 21:00 horas

 

Guitarra flamenca en concierto: ENRIQUE DE MELCHOR Grupo
Luis Miguel Manzano, segunda guitarra; Juan Parrilla, flauta; El Guille, percusión; Chato de Vélez, cantaor; Marta Heredia y Loli Heredia, coros y compás. Alfonso Losa, bailaor invitado.

Cante: MAYTE MARTÍN con Juan Ramón Caro a la guitarra

Especial Festival Caja Madrid 2010. Programación, reseñas, fotos...

“Dream Team”

Texto: Pablo San Nicasio
Fotos: Rafael Manjavacas

Enrique de Melchor. Galardón flamenco Puerta de Alcalá

La cita anual que Cultyart y Caja Madrid organizan para agasajo del flamenco en la capital, tuvo la noche del martes su fecha grande.

Se le entregaba al maestro Enrique de Melchor el Galardón Flamenco Calle de Alcalá. Merecido premio a toda una trayectoria dedicada a la guitarra. Carrera que ha cristalizado en cientos de grabaciones como acompañante, un puñado de estimables discos solistas y algunas de las mejores veladas de la Historia reciente del flamenco.

Ha sido Enrique de Melchor uno de los guitarristas de su generación que más ha trabajado la faceta acompañante. Eso, a pesar de pertenecer a la primera hornada de tocaores con claras preferencias solísticas. Vástago del gran Melchor de Marchena, a Enrique el martes se le daba un premio pero a la vez se le ponía en el duro aprieto de volver a medir su sonanta delante del público de la capital. Teniendo su figura que cargar con ser el centro de la gala. Algo que, seguramente, le había quitado el sueño más de una noche de atrás.

Y no salió del todo mal parado, teniendo en cuenta que el rodaje del sevillano no es el que era y que se había tenido que poner a elaborar repertorio con compañeros, todos amigos eso sí, inhabituales en grandes ciclos como este.

Comenzó con su conocida “Danza de los Gitanos”, donde mostró sus cartas de la noche: voluntad de compás, flamenco en grupo y reparto de responsabilidades. Solo en la rondeña siguiente se vio a un Enrique medianamente solista, sin más ayuda que algún coloreo de Juan Parrilla, cuya flauta sonó siempre para bien.

El equipo que alineó el míster contó con Marta y Loli Heredia en los coros, el Guille en las percusiones, Luis Miguel Manzano como segundo guitarra y los pesos pesados del Chato de Vélez al cante y sobre todo a Alfonso Losa como bailaor invitado. Genial, cautivador y poderosísimo de pies, como siempre. Bailaor de los que remueven a uno de su butaca.

Siguiriya, tangos, interesantísima colombiana, soleá, tangos (aquellos que fueron un hit) y fin de fiesta por bulerías, fueron los toques, siempre en grupo, que completaron una actuación más de otra época que de esta. Con aroma a Paco de Lucía, oímos una guitarra de saludables picados y semblanza ochentera. Madrid trató con cariño a quien es uno de sus vecinos predilectos, anoche con grupo de gala.

Claro que para “Dream Team” el que capitaneó Mayte Martín. Y eso que eran sólo dos. Abriendo cartel, la catalana volvía a la capital tras su espectacular comparecencia otoñal con los versos de Manuel Alcántara y su ausencia del Johnny días atrás, en el festival que homenajeó a Alfonso Salmerón, presente esta noche en el Price.
Mayte volvió a ser esa artista cercana, cantaora que continúa a la perfección la escuela de Valderrama. Figura del cante a la que no le van los grandes despliegues ni metrajes, sólo se recreó por bulerías al final; que supo colocarse donde le correspondía y acabó por imponerse con un decir absolutamente magistral. Sobre todo por siguiriya y, como decimos, las bulerías y cuplé del final.

Se acordó de la petenera, de la guajira y del garrotín. Revivió por fandangos y malagueña sus inicios en el cante y en la industria del disco. Pero fue ella, simplemente Mayte Martín cuando se dio el placer de meter por bulerías lo que le vino en gana. Si hubiera querido, habrían entrado hasta sus réplicas a los piropos del público. Sin duda, la del martes fue una noche mejor que la del año pasado por las mismas fechas. Y eso que su aliado Juan Ramón Caro no se tiró al ruedo. La delicadeza de este guitarrista aún no tiene el reconocimiento que debiera, a pesar de discos como el que nos regaló en 2009, al que muchos han considerado de lo mejor de la cosecha pasada.

Y como Mayte y Juan Ramón tienen la llave de los corazones, cuando los tenían todos entregados, nos los terminó de abrir con su mítico “Ten cuidao” de bis. Lo tendremos. Pero porque tú lo dices.

Ganó el flamenco catalán a un equipazo de “madrileños” ilustres. Eso sí, sin meter goles a nadie.

 

Más información: Especial Festival Caja Madrid 2010. Programación, reseñas, fotos...