reseñas flamenco »

Flamenco Joven, el futuro es ahora

Estupenda semana de flamenco joven y sobre todo fresco nos han ofrecido las 12 actuaciones, con los jóvenes programados, artistas invitados y sus respectivos elencos.
26 de septiembre de 2017
Rafael Manjavacas

 

 

Una tercera edición del consolidado ciclo “Flamenco Joven” del Auditorio Conde Duque de Madrid, con todas las localidades vendidas, alguna fecha con semanas de antelación ha supuesto un espléndido inicio de temporada flamenca en Madrid y de magnifico escaparate para los nuevos nombres del Flamenco que van abriendo camino.

No son muchas las posibilidades que tienen los artistas para abrirse paso y conseguir actuaciones en escenarios importantes, mostrarse ante afición y público para demostrar que hay calidad y talento y que apuesten por ellos en los festivales flamencos, que no son pocos y que, en muchos casos, se empeñan en repetir y clonar programaciones, dejando las puertas cerradas a lo que viene. Por eso, el Flamenco tiene que agradecer a los festivales de referencia, que de alguna forma hacen de escaparate, y que apuestan por los jóvenes, -o no tan jóvenes-, desde la calidad, muestran a los aficionados a los nuevos valores y mandan el mensaje al resto de festivales que contar con ellos puede ser una garantía. 

Flamenco Joven no es el primero, que duda cabe, quizás es el Festival de Jerez el que mejor cumple esa función de trampolín, y los numerosos concursos, aunque son pocos los que cumplen con dicho cometido, la mayoría también suelen clonar concursantes y ganadores. Destaca también el ciclo ‘Flamencos en Ruta’ de la AIE que cada año abre la posibilidad a 4 o 5 artistas. Aun así, la cantera del flamenco es extensa, son muchos los nombres, que aspiran tener esa oportunidad, como dice el eslogan del ciclo, arte necesario… y obligatorio, que deben de aplicarse los principales festivales flamencos públicos

Pero lo que hay que celebrar, es que ‘Flamenco Joven’ se ha consolidado en Madrid, en un escenario de prestigio, con una buena difusión y ha conseguido el interés de los aficionados en acercarse a conocer lo nuevo, sin importar los nombres. Cierto es, que algunos artistas ya eran conocidos en los ambientes flamencos, pero se les ha dado la posibilidad de ser protagonistas, y otros artistas que no parecen tan nuevos para los habituales, pero si para la afición. 

El caso de “Rosalía”, genera amor y odio, cuenta ya con miles de seguidores y los recelos de gran parte de la afición, viene de triunfar en festivales multitudinarios no flamencos, y aquí se ha presentado acompañada de un guitarrista netamente flamenco, José Acedo. Es por ello que se ha mostrado más nerviosa, menos libre, atada a la estructura de los palos flamencos, eso sí, con su voz singular que no es indiferente a nadie. En la jornada inaugural, estaba previsto la actuación de la guitarrista flamenca mexicana Andrea Salcedo, y que debido a la reciente ley aprobada que afecta a los ‘dreamers’ en los residentes en EE.UU. no pudo venir. Su lugar lo ocupó la murciana Mercedes Lujan, con su guitarra flamenca, dejando una de las estampas más bonitas del festival. Mujeres guitarristas ya hay unas cuántas y de calidad contrastada, el hecho de que se normalice su programación en diferentes festivales sería una gran noticia. Cristóbal Reyes ejercía de padrino del festival, uno de los maestros del baile flamenco de Madrid, vino acompañado de la bailaora María Juncal y ambos ofrecieron un delicioso baile a dos con el sabor inequívoco de la escuela Amor de Dios de Madrid, contando como testigos a Alfonso Losa y al sobrino de Cristóbal, Joaquín Reyes.  Lástima que el tiempo se agotara -la duración máxima es de dos horas- y nos privará de un fin de fiesta que contaba con los mejores ingredientes. 

En la segunda jornada, estuvo protagonizada por artistas que venían de triunfar en el Cante de las Minas -aquí estaban programados con anterioridad-, el alicantino Alejandro Hurtado con su guitarra flamenca tocó por Taranta, Soleá y Seguiriya reafirmando su “Bordón Minero” recién estrenado. La cantaora extremeña Celia Romero, que ya fue Lámpara minera en 2011, ofreció un  breve pero intenso recital de cante flamenco. La noche la cerró con el baile Macarena Ramírez, con 25 años, cuenta ya con una extensa biografía y lista de premios ganados con la fuerza y carácter que imprime en sus bailes, aquí lo hizo por Alegrías y por Caña, que ya presentó en el Cante de las Minas este verano y que le hicieron merecedora del 2º premio en el trofeo Desplante.

En la tercera jornada, abre con la guitarra flamenca del onubense Álvaro Mora, al que ya conocimos este verano como segunda guitarra en los recitales del gran Rafael Riqueni, ahora con su nombre como reclamo, guitarra en concierto por Taranta, Soleá y Alegrías, mostrando que hay técnica y maneras para iniciar una buena carrera. El cante, Lela Soto “Sordera”, de la saga de los Sordera, hija de Vicente Soto, también la conocíamos en sus colaboraciones en los conciertos de su padre, ahora ya, se le abren las puertas para los festivales, ya con su nombre, bien reforzado por ser ‘Sordera’ y de Jerez, fuente inagotable de artistas. Acompañado a la guitarra de Nono Jero -el mismo que acompaña a María Terremoto- ofreció un recital clásico de cante jerezano, Bulerías por Soleá,  Seguiriyas, Fandangos y cierre por Bulerías, que defendió con mucha solvencia. El baile flamenco, lo aportaba el malagueño David Martin, que cuenta con gran experiencia en la compañía de Sara Baras, a partir de ahora quiere compatibilizar con el inicio de una carrera bajo su nombre y su propia compañía. Bailó por Alegrías, usando el mantón y por Martinete, con la experiencia de un veterano. 

El ciclo se cerró el sábado 23 de septiembre, abriendo el concierto la guitarra del José Fernández Torres, “Tomatito hijo”, la saga continua, y muchos eran los curiosos que quieren ver la solvencia en el toque del hijo de Tomatito, y bien que lo demostró, vean el video que hemos publicado y háganse a la idea. El cante, cante gitano, cante grande, el cante de Israel Fernández, manchego, también de la compañía de Sara Baras, se encuentra ahora en un momento magnifico de cante y si todo va bien, tendrán la oportunidad de verlo en numerosos escenarios. El cierre, al baile, de la saga de los Reyes, Nazaret Reyes, hija del padrino del festival Cristóbal Reyes, bajo la estela de la escuela de Amor de Dios, demostró soltura y capacidad para mostrarse como una gran bailaora. 

 

Fotografías & videos de la III Flamenco Joven:  

1ª jornada - Mercedes Luján, Rosalía, Cristóbal Reyes & María Juncal.

2ª jornada - Alejandro Hurtado, Celia Romero, Macarena Ramírez

3ª jornada - Álvaro Mora, Lela Soto, David Martin.

4ª jornada - Tomatito hijo, Israel Fernández & Nazaret Reyes

 

Previo: Los `millennials´del flamenco toman Madrid.