reseñas flamenco »

Daniel Doña "A pie" - Festival de Jerez

Comp. de Danza Española Daniel Doña "A Pie"
Miércoles, 26 de febrero, 2014. Jerez de la Frontera
27 de febrero de 2014
Texto: Estela Zatania
Fotos: Ana Palma

Especial XVIII Festival de Jerez - Toda la información

LA PÉRDIDA DE LA INOCENCIA

El miércoles 26 de febrero en el Festival de Jerez amaneció de otra manera. Mientras dormíamos, y sin que nos diéramos cuenta, habíamos perdido la inocencia.  Ya no estaba Paco, y el flamenco se tambaleaba desde sus cimientos.  Si los mayores de cierta edad a menudo nos quejamos de sus innovaciones, los más jóvenes lo veían como “anticuado”…¿qué saben los jóvenes? ¿qué sabemos los mayores?  Pero el miércoles estábamos todos como una piña.  En cada rincón de la ciudad, que hasta ese momento había rebosado de fiesta y buen rollo entre copitas y compás, los aficionados estaban reunidos, “consternados” como siempre se dice para el caso…muchos abrazos de condolencia, alguna lágrima… 

El programa del Festival fue curiosamente apto, sin actuación alguna en el Villamarta, un discreto recital de cante en el Palacio Villavicencio de Jeromo Segura, último ganador de la Lámpara Minera del Festival del Cante de Las Minas de La Unión y una hermética y oscura obra en la Sala la Compañía.  Cualquier otra cosa hubiera estado fuera de lugar. 


 

COMP. DE DANZA ESPAÑOLA DANIEL DOÑA, “A PIE”
Sala la Compañía, 2100h

Un minuto de silencio fue observado antes del comienzo de la función en el histórico templo ahora convertido en teatro.  Hace muchos años que la iglesia del antiguo convento de la Compañía de Jesús no sirve como lugar de oraciones, pero de pronto su techo abovedado, las hornacinas laterales y plano de cruz horizontal que normalmente mal sirven para la presentación de diversas actuaciones, reivindicaron su significado originario, y el escenario se volvió altar.  

Daniel Doña -Festival de Jerez

Como una prolongación de aquel momento de recogimiento, cuando empieza la obra “En Pie”, lo primero que vemos es una cantidad copiosa de humo espeso que tapa el escenario por completo, llegando hasta lo alto.  Dos hombres vestidos de negro riguroso bailan juntos acompañados por el misterioso sonido de un chelo tocado por José Luis López que pone un monótono colchón tonal.  Compás de siguiriyas, y suenan tonás en off.  Poca, poquísima luz para apreciar el espléndido baile de Daniel Doña y Cristián Martín.

Austeridad y oscuridad es la pauta seguida en toda la obra.  Un larguísimo solo de chelo sólo fue aceptable como extensión y expresión del humor generalizado.  Cuando se retoma el baile, es más danza “ibérica” contemporánea que flamenco, y nos sorprende el sonido de palillos (castañuelas) que tocan los dos intérpretes.

El chelo insinúa guajiras, y el sonido de un solo instrumento durante tanto tiempo empieza a cansar el oído.  La iluminación del escenario se atenúa aún más, y escuchamos una voz en off por temporeras.  Y en medio de la privación sensorial, sin luz ni música, no paro de recordar a Paco.

Cuando se evoca la caña, por fin se regala un poco de luz, y la obra acaba con la interpretación de una relativamente convencional farruca a música grabada.

Como espectáculo, “A Pie” quizás no termina de cuajarse, pero como estímulo contemplativo que nos hace tanta falta en estos momentos de duelo colectivo, les doy las gracias a estos tres artistas.

Galería de fotos:

Vídeos: