reseñas flamenco »

XV BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA. 'ALCANTARA MANUEL' Mayte Martin

28 de septiembre de 2008

XV BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA

‘alCÁNTAra MANUEL’
Mayte Martín

Programa de mano (PDF)
Teatro Lope de Vega - 21:00 horas

ESPECIAL BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA 2008

Texto: Estela Zatania
Fotos: © Archivo Bienal de Flamenco, Luis Castilla

Voz y guitarra: Mayte Martín. Guitarra: José Luís Montón. Contrabajo: Guillermo Prats. Violín: Olvido Lanza. Percusión: Chico Fargas. Poemas: Manuel Alcántará. Composición y dirección artística: Mayte Martín. Arreglos: Mayte Martín, Nelsa Baró.

Pero qué instruidos y sofisticados somos los flamencos hoy en día, ¡qué globalisaos, mare!  Ni cadenas de oro, ni pañuelos de lunares…ni siquiera cante.  ¿Decías…?  Eso.  Por segunda vez en menos de una semana, en esta Bienal de Flamenco, el recital de una cantaora figura no ha incluido rastro de cante.

Bienal de Flamenco. Foto Luis Castilla
Bienal de Flamenco. Foto Luis Castilla

Entonces pregunto: ¿porqué los cantaores ya no encuentran inspiración en el género al que tantos años de su vida han dedicado?  La obvia respuesta viene al instante: el gran público tiene poca paciencia para el cante, y no estamos en un cuartito, sino un teatro cuyas butacas necesitan llenarse.  También existe la posibilidad de que el intérprete no cobra derechos de autor para cante tradicional (ambos recitales serán editados en CD), aunque ignoro si es verdad.

Me parece perfectamente legítimo que un cantaor aplique su enjundiosa voz a una música lite – siempre se había hecho, sin ir más lejos que la gran Pastora Pavón – pero la desaparición de cante de los recitales es preocupante.  Hace décadas que la cantera de cantaores se achica y se agota paulatina e irrefrenablemente.  Hoy en día casi nadie se atreve a grabar cante sin la inclusión de un repertorio pop, algo con qué promocionar el disco y atraer al cante a los reacios.  Ahora hemos subido (o bajado) al siguiente escalón: “el flamenco lo llevamos en el forro de la chaqueta” dijo Mayte.  Como el primo palurdo al que encerramos en su cuarto cuando hay invitados, el flamenco no se considera apto para su exhibición.  Es lo que ahora llaman la “dignificación” del cante.

Bienal de Flamenco. Foto Luis CastillaQuisiera hablaros del recital en sí, pero poco puedo decir de una música tan ajena a mis conocimientos y vivencias.  Destacar que el recital ha sido una exquisitez de arte y buen gusto.  Mayte la persona es encantadora cuando habla entre canciones, y brillan su inteligencia y sinceridad.  De hecho, lo primero que dijo era que no iba a haber nada de cante, porque para este trabajo, un encargo de la última Bienal de Málaga, el cuerpo no se lo pedía.  Administra su voz dulce, flexible y expresiva con absoluto dominio, y dice la poesía de Alcántara, cargada de referencias a Málaga, con genuína emoción.

Mayte se acompaña a la guitarra en todos los temas, con la guitarra de lujo de José Luis Montón.  Las canciones son relativamente cortas, hay doce en total, pero muy parecidas entre sí: un tiempo musical casi libre, el acompañamiento de guitarra, violin, contrabajo y percusión, muy relajado y discreto para un aire de bolero machinero y la sensación de intimidad de un piano bar.

La puesta en escena es elegantemente sencilla, como la misma Mayte, con una eficaz iluminación, cosa que se ve muy poco en las representaciones de flamenco en general.

Cuando todos los flamencos estamos de luto por el legendario Mario Maya, fallecido pocas horas antes del recital, de alguna manera tengo la sensación de estar asistiendo a un final de otro tipo.  El efusivo público exige bis a la cantaora que hace caso omiso de las muchas voces que piden “un fandanguito”, limitándose a repetir un tema del recital.