reseñas flamenco »

Soníos negros, no, gracias.

XXI FESTIVAL DE JEREZ
Pastora Galván "Mírame"
Jueves, 9 de marzo, 2017. 2100h. Teatro Villamarta, Jerez de la Frontera
10 de marzo de 2017
Texto: Estela Zatania
Fotos: Ana Palma

 

Especial XXI Festival de Jerez - Toda la información


Baile: Pastora Galván. Cante: Alicia Gil, Ana de los Reyes, Jeromo Segura. Guitarra: Juan Requena. Contrabajo: Álvaro Ramos. Acordeón y zanfoña: José Manuel Vaquero “El Pájaro”. Percusión: José Carrasco.

A las siete de la tarde, en la Sala Compañía, y dentro de la programación del Festival de Jerez, la bailaora Guadalupe Torres presentó su obra de pequeño formato “Acuérdate cuando entonces”, un título que nos remite directamente al venerado cantaor Tomás Pavón, a su conocida soleá asociada y a aquella bendita generación, la de Fernanda, Perrate, Periñaca, el Sordera, Borrico, Paquera, Terremoto, Mairena o Caracol entre otros cuyos rostros son proyectados en el telón superior a lo largo de la obra.  Es un pasado vivido por muchos de cierta edad, y que la bailaora ha querido recordar y homenajear. Soleá por bulería, siguiriyas, cantiñas diversas, tangos del Piyayo y de Triana, bulería romanceada y fandango por soleá forman la base de esta discreta pero interesante obra.

En el flamenco, durante generaciones, decir “Pastora”, ha sido alusión inequívoca a la gran Pastora Pavón, “Niña de los Peines”.  Pero en la actualidad, habría que preguntar a cuál de ellas se quiere referir.  Porque la Pastora apellidada Galván se ha convertido en máxima figura del baile femenino.  Igual que el hermano, Israel, tiene la cabeza llena de ideas originales, atrevidas, a veces estrafalarias, y las expone sin miedo para un público dispuesto a consentirle todo.  

El comienzo nos presenta a la bailaora vestida de blanco con lentejuelas, moviéndose de forma exagerada al sonido de una percusión con aires exóticos.  De pronto, el vestido le es tirado hacia arriba revelando un vestido corto de lunares, tipo años 50 del flamenco, y se producen las primeras carcajadas del público.  Así vestida baila un taranto con zapatos planos sin tacón.  Por soleá, con contrabajo, acordeón, guitarra y percusión.  El insistente y poderoso compás de romance, y justamente cuando piensas que las cosas se han calmado, el Pájaro, que maneja el acordeón, anuncia con fingido acento francés, y aires de showman, a “Jerome”, que resulta ser el cantaor Jeromo Segura, que aparece cual Liberace en traje de raso blanco para agasajarnos, a palo seco, con sus sabrosos fandangos de Huelva como sólo un onubense es capaz de hacer.  En otro momento de la obra, ofrece un popurrí retro de rumba/tango, terminando con Buana buana king kong, dejando al público entusiasmado.

Pastora en bata de cola roja evoca el bolero de Ravel.  Pero no.  Suena “Ne me quitte pas”, para referirse a “La Francesa”, su brillante obra de hace diez años.  Ah sí, el programa de mano indica tres actos: I-Lo que he hecho, II-Lo que estoy haciendo y III-Lo que aún haré, pero lo que más se notan son las referencias a dicha obra.

La Galván es una fantasía flamenca sobre ruedas.  Posee los conocimientos y preparación para hacer casi lo que le dé la gana...y no se corta ni con una Gillette. A ver si ustedes, estimados lectores, me captan la idea.  Porque es la pauta de gran parte del espectáculo; detalles cómicos o simplemente estrafalarios, curiosos saltos, gestos, insinuaciones.  La obra te llega como un desafío al oscuro concepto lorquiano del flamenco.  A ratos, imitar a lo chabacano con ánimo de satirizarlo, resulta peligrosamente chabacano sin más.  Pero de alguna manera, y por los pelos, Pastora sabe rescatar esos momentos y hacerlos valer.

Mucho más podría contar, pero sería demasiado largo.  Notable el cuidadosamente escogido atrás, con el versátil Juan Requena a la guitarra, y las poco vistas, pero muy acertadas voces de Alicia Gil y Ana de los Reyes, por siguiriyas, bulerías o haciendo de cabareteras.

 

Pastora Galván "Mírame" Festival de Jerez

Galería fotográfica Pastora Galván, por Ana Palma

 

Video: