reseñas flamenco »

Kiko Peña - Mina Agrupa Vicenta- La Unión (Murcia)

El Cante de las Minas 2013 irá dedicado a Miguel Poveda
8 de agosto de 2012

Especial CANTE DE LAS MINAS 2012

En 2013 se cumplirán veinte años desde que ganó el galardón más importante del Cante de las Minas, la Lámpara Minera

El artista, que hoy ha recibido el Trofeo Pencho Cros por su último trabajo, ‘Artesano’, también será nombrado ‘Hijo Adoptivo de La Unión’ durante la 53 edición del Festival.

El joven cantaor revelación Kiko Peña ha ofrecido un Recital de Cante Flamenco en la mina Agrupa Vicenta, que ha transformado sus entrañas en un mágico ‘tablao’ a 80 metros de profundidad

El Festival Internacional del Cante de las Minas ha dado hoy su primer gran avance de cara a la edición del próximo año, y es que el certamen ‘jondo’ de más antigüedad y salero del panorama flamenco actual irá dedicado al cantaor Miguel Poveda, en el momento en que se cumplirán veinte años desde que el artista de Badalona ganara la Lámpara Minera.

El alcalde de La Unión y Presidente del Comité Ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Francisco Bernabé, ha sido el encargado de dar la primicia en un lugar verdaderamente mágico -un tablao a 80 metros bajo tierra, en la Mina Agrupa Vicenta- y tras un momento muy especial, un recital flamenco que ha protagonizado el joven cantaor revelación Kiko Peña, a quien precisamente Poveda ha apoyado en los inicios de su carrera profesional.

Según Bernabé, “este escenario tan especial, una mina, que ciertamente es lo que dio origen a la tradición histórica y flamenca de La Unión, era el lugar oportuno para anunciar que el Cante de las Minas de 2013 estará dedicado a Miguel Poveda, coincidiendo con el vigésimo aniversario desde que ganara la Lámpara Minera y, también, porque creemos que se lo merece”.

El primer edil unionense ha hecho el anuncio tras hacer acto de entrega a Miguel Poveda del Trofeo Pencho Cros, correspondiente a la XIII Convocatoria Cultural Internacional, en su modalidad ‘Premio Discográfico’, por su último trabajo, ‘Artesano’, en cuyo repertorio incluye una minera titulada “A Pencho Cros”, por el mítico cantaor de La Unión ganador de tres Lámparas Mineras.

Asimismo, Bernabé ha sorprendido a las cerca de 200 personas presentes en el recital flamenco de la Mina Agrupa Vicenta, y al propio Poveda, al leer una orden oficial, fechada ese mismo día, por la cual se nombrará al artista ‘Hijo Adoptivo’ del municipio de La Unión durante los días en que se desarrolle el próximo Festival Internacional del Cante de las Minas.

Por su parte, y tras repetidas ovaciones del público, el artista de Badalona ha afirmado emocionado que “espera ser un buen hijo”, agradeciendo también la “hospitalidad y el apoyo de La Unión, algo muy valioso en estos tiempos en los que se quieren establecer fronteras y muros”, por lo que “espero corresponder tanto cariño actuando el próximo año en el Cante de las Minas”.

Finalmente, Miguel Poveda ha asegurado que para él ha sido “muy especial” recibir “el primer Trofeo Pencho Cros, “un maestro de quien aprendí mucho, que me ofreció su conocimiento e incluso su casa, y del que podría destacar muchas cosas, aunque por encima de todas está el hecho de que prestó ayuda a generaciones más jóvenes que querían seguir sus pasos”.

RECITAL FLAMENCO DE KIKO PEÑA

Sin duda, la Agenda Cultural que ha celebrado hoy el Cante de las Minas ha vivido una jornada muy especial, cuando Agrupa Vicenta, la mina visitable más grande de España, ha transformado sus entrañas en un mágico ‘tablao’ a 80 metros de profundidad, donde se ha celebrado un Recital de Cante Flamenco a cargo del joven cantaor revelación Kiko Peña.

El joven ecijano, de tan sólo 16 años, ha sorprendido gratamente a las 200 personas que se han prestado a contemplar su espectáculo a 80 metros bajo tierra, gracias a un sentimiento que no ha dejado indiferente a nadie y a una potente voz con la que ha interpretado martinetes, alegrías y un cante de Levante -que ha dedicado al cantaor Arcángel, presente entre el público-, así como fandangos, una bulería y una seguiriya, dedicada a Miguel Poveda y al padre de éste, recientemente fallecido.

Acompañado a las palmas por su madre y su tía, Esperanza y Soledad León, y por Jesús Granero a la guitarra, el sentido aplauso del público a Kiko Peña ha dejado patente que el de Écija es una firme promesa del flamenco y, por supuesto, que juventud y ‘jondo’ pueden ir de la mano.

 

Galería de fotos:

Vídeos: