reseñas flamenco »

Flamenco en familia pone en relieve la identidad jerezana

XXI FESTIVAL DE JEREZ
Antonio Malena "El Malena"
Miércoles, 8 de marzo, 2017. 1900h. Sala Compañía, Jerez de la Frontera
9 de marzo de 2017
Texto: Estela Zatania
Fotos: Ana Palma

 

Especial XXI Festival de Jerez - Toda la información


En un programa de dieciséis días, con espectáculos de baile y danza de gran y mediano formato, se agradecen los recitales más discretos que nos devuelven a un tipo de flamenco menos adornado, más espontáneo; después de todo, para eso vienen a Jerez los de fuera, porque las obras que giran internacionalmente, llegan al mundo entero igualmente, es un comentario que se escucha mucho.  Y si son artistas de la tierra, de Jerez es decir, sirven de antídoto a la posible sobrecarga de contemporaneidad o vanguardismo, y ayudan a mantener un equilibrio entre las diversas perspectivas.

El recital del cantaor Antonio Moreno Carrasco, “Antonio Malena” para el mundo flamenco, ha sido similar al que presentó hace cuatro años en este mismo teatro íntimo dentro del Festival de Jerez.  “Similar”, porque Antonio es auténtico, y sigue siendo el mismo que defiende a capa y espada el cante más clásico: tonás, siguiriya, nana y tangos, soleá , cantiñas del Pinini que dan fe de sus lazos familiares con Lebrija, bulerías… 

La participación de familiares puso la pauta en general.  Si los mayores del anterior paso de Antonio Malena por este escenario estaban tristemente ausentes, ahora han sido la hija del cantaor, Saira, y la pequeña hija de esta, Aymara, nieta de Antonio, que con sendas voces representaban la continuidad de la tradición. 

Grandes artistas invitados: María del Mar Moreno, pareja artística de Antonio, recitaba y bailaba con su acostumbrada entrega, y el bueno de Mateo Soleá aportaba el cante que le sale con la misma naturaleza que respira.  Para el baile de María, Antonio cantó serranas con el tradicional cierre de María Borrico, aportando su perspectiva personal.  

Siguiendo la pauta de los lazos familiares, Malena hijo y Santiago Moreno, hermano de María del Mar, pusieron el acompañamiento de guitarra.  Javier Peña y Alex Fernández pusieron el compás.

 

Antonio Malena, aquel niño de apenas ocho años que nos partió el alma en trocitos menuditos por siguiriyas en el famoso documental de Rito y Geografía del Cante, sigue el camino del cante, no diremos “puro”, sino natural, como se lo transmitieron sus mayores, y como él lo transmite, sin grandes pretensiones, a su descendencia y a todos nosotros.

Antonio Malena

Galería fotográfica - Antonio Malena, por Ana Palma

Video: