noticias flamenco »

Luis el Zambo abre la programación de la Sala García Lorca

El cantaor jerezano Luis el Zambo inaugura el ciclo "Sagas del Cante" en la Sala García Lorca de Madrid acompañado a la guitarra de Alfredo Lagos y con Enrique "El Remache" como cantaor invitado.
27 de septiembre de 2016

Luis el Zambo

El ciclo “Sagas del Cante”  se celebrará los sábados del mes de octubre  a las 22:30. Antonio Carbonell y Montoyita pasarán el 8 de octubre y el 15 de octubre será el turno para los cantaores jerezanos David Carpio y José Mijita con la guitarra de Manuel Valencia. El 22 de octubre, turno para el cante de Málaga, cante de mujer con Rocío Bazán y Virginia Gámez. Los hermanos José y Encarna Anillo cerrarán este primer ciclo el 29 de octubre que abre temporada en la García Lorca de Madrid. 

 

 


 

LUIS el ZAMBO. Luis Fernández Soto, nació el 26 de Septiembre de 1949, en la calle Taxdirt (calle La Sangre); ubicada en el mismo corazón del gitanísimo y flamenquísimo barrio jerezano de Santiago. Su padre, Joaquín, se gana la vida de pescaero continuando una tradición familiar que ya había empezado el conocido cantaor El Gloria y que continuaría el propio Luis desde la temprana edad de 11 años, en la que entra en el negocio como aprendiz. Su vida transcurre feliz, dentro de un barrio y una familia donde el cante flamenco surge espontáneamente ante cualquier eventualidad que conlleve motivos de celebración. Sin embargo, con tan sólo 27, queda huérfano de padre y, al ser el mayor de los hermanos, se hace cargo de la familia hasta que, pasado un tiempo, se independiza y monta pescadería propia.

Fue a raíz de su participación en el disco Cayos Reales- Los Juncales de Jerez" (Senador-1998) cuando, animado por sus paisanos, decide dedicarse plenamente al cante como profesión.Así, y después de haber pasado por los escenarios de Sevilla y Madrid, y triunfar plenamente, "El Zambo" se une al elenco de artistas de formas expresivas ortodoxas y basadas en la más pura y rancia tradición del cante gitano. No en vano, de su estirpe han brotado nombres tan míticos en la historia del flamenco como Paco La luz,  Tío Juanichi, El Gloria, Tío Cabeza, Las Pompis, Luis Rincones, El Serna, Frijones, Terremoto, Sordera, etc.

Luis el Zambo

ALFREDO LAGOS Alfredo Lagos, Jerez de la Frontera, 1971.  Se inició en la guitarra a la edad de once años, en su Jerez natal. Es parte de una generación de guitarristas que surgió de las manos de los maestros locales Balao y El Carbonero, también estudia guitarra y solfeo en el Conservatorio de Jerez. 

Es y ha sido acompañante habitual de cantaores como Miguel Poveda, Arcángel, David Lagos, Diego Carrasco, Israel Galván, Enrique y Estrella Morente, José Mercé , entre otros grandes

Actualmente gira con su propio espectáculo como solista, presentando su primer disco, “Punto de fuga” , donde cuenta con colaboraciones como las de Guadiana, Israel Galván, Estrella Morente, Diego Carrasco, David Lagos y la pianista Rosa Torres Pardo.

Alfredo Lagos es para muchos críticos uno de los guitarristas más completos del panorama actual, con una visión de la guitarra, que reúne sensibilidad, creatividad y técnica:“en él se combinan a la perfección la escuela jerezana, con las tendencias más vanguardistas del instrumento nacional del flamenco”.

 

ENRIQUE EL REMACHE Procede de sagas de peso en  Jerez, emparentado con los Sordera, los Terremoto, que han dado muy buenos artistas, desde el Tío Manuel Soto Sordera, Tío Luis el Zambo a José Mercé, Vicente Soto, María Soleá...

Debutó con 8 años en un espectáculo de 'Alalá romí'. De aquel día tiene muy buen recuerdo porque Moraíto le  preguntó, 'sobrino, ¿tú que vas a cantar?' Y le contestó: Seguiriya, soleá y bulerías. Luego de escucharlo le preguntó de nuevo, “¿pero tú de dónde has salido?”

A sus 24 años, Enrique ha tomado el apodo EL REMACHE de aquel Enrique Fernández Pantoja, su tío abuelo, un gitano cuyo cante dolía por dentro, como reconocen los que le conocieron. Tiene toda una vida por delante para aprender, pero su quejío ya denota una sensibilidad de las que hoy día se echan en falta.