noticias flamenco »

El Ballet Flamenco de Andalucía coreografía la vida y muerte de Sánchez Mejías y su amistad con Lorca

Pone en escena 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías' y Javier Latorre presenta su 'Paso a dos' con Hugo López
23 de febrero de 2013

 

Especial XVII Festival Flamenco de Jerez

Antonio Real afirma que, para el certamen, es "un lujo" contar en su programación con la compañía dirigida por Rubén Olmo


La interesante vida y la trágica muerte del torero Ignacio Sánchez Mejías –que transcendió más allá de los ruedos- y su amistad con Federico García Lorca son el punto de partida del espectáculo 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías', que pondrá en escena el Ballet Flamenco de Andalucía mañana domingo día 24 de febrero en el XVII Festival de Jerez y en su escenario principal del Teatro Villamarta. Antonio Real, delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, destacó que para el certamen es "un lujo" contar con la compañía dirigida por Rubén Olmo, a quien felicitó "por esta magnífica propuesta". El responsable municipal estuvo acompañado en este acto de presentación por María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, entidad de la que depende esta compañía pública.

En otros escenarios, como el de la Sala Paúl, inicia el ciclo 'Toca Toque Jerez' el guitarrista Ramón Trujillo, mientras que Javier Latorre y Hugo López conjugan su diferencia generacional en una novedosa propuesta bajo el título de 'Paso a dos. Maestros & Jóvenes'.

Foto Portada

"Durante la pasada edición del Festival tuvimos el honor y la gran satisfacción de poder asistir al estreno de 'Metáfora', espectáculo con el que Ballet iniciaba una nueva etapa bajo la dirección de Rubén Olmo", señaló Antonio Real. En su opinión, 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías' se presenta ahora como "la continuación de un proyecto artístico del Ballet, que goza de una amplia e interesante trayectoria en sus años de existencia".

El delegado de Turismo, Cultura y Fiestas hizo públicas sus felicitaciones a Rubén Olmo "por esta magnífico espectáculo". Asimismo, destacó que su valía profesional le hará volver a Jerez a mediados de julio como director del I Encuentro Internacional de Coreografía.

Centro de las miradas flamencas

Por su parte, María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, hizo hincapié en que el certamen "vuelve a poner a Jerez en el centro de las miradas flamencas" y resaltó el hecho de que la actuación del Ballet –mañana día 24 de febrero- se produce justo un año después del estreno de 'Metáfora' en la edición anterior. 

En este año transcurrido desde entonces, su balance es claramente positivo puesto que, en este tiempo, el trabajo de la compañía le ha llevado a recorrer tanto las principales ciudades de la Comunidad Autónoma como Madrid y una amplia gira internacional por países como México y Grecia, entre otros. Para los próximos meses tiene programadas 52 actuaciones, lo que demuestra "la calidad artística de esta producción".

'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías' toma como inspiración la elegía que escribiera en 1935 Federico García Lorca a su amigo torero, muerto por la cogida del toro 'Granadino' en Manzanares y que ahora sirve como hilo conductor para la danza. Se trata de una propuesta escénica rica en matices, en donde la compañía pública que dirige Rubén Olmo profundiza en el flamenco, aunque con guiños contemporáneos y la danza española.

Es, en cualquier caso, un claro homenaje hacia aquel andaluz tan claro, tan aventurero; un matador que, a su vez, fue dramaturgo y automovilista, amigo de Federico y amante de otro mito llamado La Argentinita. En su finca sevillana de Pino Montano, Sánchez Mejías acogería a los mejores escritores de su promoción, en una fiesta que nos trae todavía ecos de aquellos días que precedieron al crack de 1929.

Ahora, sobre las tablas, el espectador asistirá a la recreación de la fiesta como un contraluz de la tragedia que luego se desencadenaría. No en balde, la desaparición del diestro sería, en gran medida, el presagio del fin de un sueño y su transformación en pesadilla, apenas dos años después de la cornada de Manzanares que le llevaría hacia su último suspiro.

Sobre aquellas coplas a la muerte de su amigo que nos regaló el autor del 'Romancero gitano', el Ballet Flamenco de Andalucía emprende un largo viaje cuya banda sonora lleva guiños de tangos granadinos o de 'El amor brujo' de Manuel de Falla y de Encarnación López.

Espectáculo ampliado

Su presentación en el Festival de Jerez es, para Rubén Olmo, como "un estreno", puesto que lo ha ampliado para ponerlo en escena de forma separada de 'Metáfora'. De este modo, recogía la sugerencia de un crítico que él consideró un acierto. "Ahora sí tiene la suficiente fuerza y carácter", añadió.

En su descripción de 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías', el coreógrafo hizo mención a dos partes claramente diferencias. Una, representa la vida. Otra, la muerte. La vida comienza con fiesta por bulerías, los tangos de Granada o fandangos de Huelva. El recorrido vital del matador refleja su cogida en Manzanares y, a partir de aquí, los pasos siguientes conducirán al espectador hacia su muerte. Es en este último tramo del montaje donde cobra fuerza la obra de García Lorca.

"Hemos hecho una propuesta cómoda para la danza y fácil para el público", indicó Rubén Olmo. La coreografía lleva su firma, salvo en 'Plaza de Manzanares', obra de Álvaro Paños, "un coreógrafo que va a dar mucho que hablar".

La música de Pedro Sierra es ejecutada por 7 músicos en directo. Eduardo Leal encarna el personaje de Sánchez Mejías y Patricia Guerrero, el de su mujer, mientras Olmo interpreta al poeta granadino. A ellos se suma un elenco de 10 bailaores.

De otro lado, en Sala Paúl, el guitarrista Ramón Trujillo inicia el ciclo 'Toca Toque Jerez' que rebusca en los sonidos flamencos propios de esta tierra. "Mi concierto no lleva título, pero si lo tuviese sería 'Sencillez'. Cuatro notas en su sitio y en su tiempo", así definió el músico jerezano su intervención en el certamen. Y es que su objetivo es que "los que vengan conmigo disfruten y hagan disfrutar al público". Esos que le acompañan son los cantaores Lya, Marina García, Isa Fernández y Jaime Candié, la percusión de Chico Durán e Ismael Bernal, el contrabajo de Alfonso Márquez y el violín de Samuel Márquez.

Los nuevos 'bichos' que vienen

El cierre de la jornada del certamen lo ponen Javier Latorre y Hugo López en un interesante 'Paso a dos. Maestros & Jóvenes' en Sala Compañía. El coreógrafo cordobés Javier Latorre, Premio Nacional de Danza 2011, comparte escenario con un joven talento de su tierra que ha formado parte de algunos de sus muchos espectáculos. "Este ciclo lo que pretende es dejar paso a los nuevos 'bichos' que vienen", declaró Javier Latorre. Entre ellos, su discípulo Hugo López, a quien definió como "un máquina capaz de bailar en todos los registros", añadió.

"Lo mío será una pincelada, pues quien debe mostrarse es él". Latorre bailará por tarantos, mientras Hugo López interpretará farrucas y seguiriyas. El paso a dos lo ejecutarán por bulerías. Contarán para ello con el cante de Denia Membrive y Juan Zarzuela 'Zarzuelita' y las guitarras de Gabriel Expósito y Luis Medina.